Encuentra mas asticulos en CM...

Misiones e Iglesia

El cuidado del misionero transcultural

Los misioneros transculturales hoy día necesitan apoyo y cuidado en el área espiritual, emocional, física y de relaciones interpersonales.
Veamos algunas ideas prácticas que Gloria Bustamante no sugiere, de cómo cuidar a un misionero.

Antes de salir:

 

• Ore constantemente por él y su familia. Pregunte en qué áreas específicas necesitan más oración.
• Esté dispuesto a escucharlos, animarlos y apoyarlos mientras se dispone para salir.
• Ayude a conseguir todo el equipo que necesitaran para el viaje.
• Organice una reunión abierta para todos sus amigos para que puedan despedirse de ellos.
• Planee un servicio especial de envío y despedida acompañado de una reunión de compañerismo.
• Pregunte en qué puede ayudarlos y si necesitan algo, esté disponible con su tiempo y sus recursos.
• Asegúrese de llevarlos al aeropuerto, terminal de autobuses o trenes. Un grupo puede ir a despedirlo, acompañándolos antes de partir.

 

Mientras está en el campo:

 

• Ore constantemente por él y su familia.
• Manténgase actualizado de lo que su misionero hace.
• No olvide enviarle felicitaciones en el día de su cumpleaños, aniversarios, ocasiones especiales o festividades.
• Si el misionero está casado, no olvide que la esposa también necesita que las mujeres de la iglesia le escriban y animen al igual que los niños a los hijos de ellos.
• Considere visitar a su misionero en el campo para animarle y conocer la obra que juntos están llevando.
• Cuando usted lea un libro que considere de beneficio y edificación, no dude en hacérselo llegar.
• Asegúrese de que el envío de sus recursos monetarios estén a tiempo y completos.

 

Cuando regresa a casa:

 

• Ore constantemente por él y su familia en el proceso de la readaptación.
• Organice un grupo para recibirlo y darle la bienvenida.
• Esté dispuesto a ayudar a conseguir las cosas que requieran cuando lo necesiten.
• Organice en la iglesia un servicio especial de gratitud por la fidelidad de Dios y la manera en como él los usó y cuidó en el extranjero.
• Permita que descansen todo el tiempo que necesitan los primeros días. Recuerde que su cuerpo y sus emociones están ajustándose al cambio de horario y cultura.
• Un mes antes de que llegue su misionero, mantenga un calendario para que la gente apunte la fecha, en que visitará e invitará al misionero a su casa o a salir.
• Defina una o más fechas para que su misionero comparta sus vivencias, experiencias y fotos.

Ya se están enviando misioneros al campo sin este cuidado, exponiéndose a fracasos. Dios sigue levantando obreros y debemos evitar que regresen del campo desanimados, sintiéndose fracasados y frustrados ya que esto afecta tanto al misionero, el campo y la iglesia que envía.
De nosotros también depende…

1 Comentario to “El cuidado del misionero transcultural”
  1. Si a alguien admiro es a aquellos que a través de este Ministerio de las misiones sirven al Señor Siempre hay que estar muy pendientes de ellos y de sus necesidades, apoyándolos permanentemente tanto espiritual como materialmente

Deja tus comentarios